topnoticias.es.

topnoticias.es.

Presidente electo de México propone reformas para acabar con la corrupción

Presidente electo de México propone reformas para acabar con la corrupción
Desde su campaña electoral, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dejado claro su compromiso para acabar con la corrupción en el país. Ahora, apenas unos días antes de su investidura como presidente, ha presentado una serie de reformas constitucionales para lograrlo. Las propuestas del nuevo gobierno buscan generar cambios profundos en las estructuras políticas y sociales del país, y cuentan con el apoyo de grandes sectores de la sociedad mexicana. Entre las medidas más destacadas encontramos:

Creación de una Fiscalía General autónoma e independiente del poder Ejecutivo

Una de las principales críticas a la actual estructura política de México es la falta de independencia de los organismos encargados de investigar y perseguir la corrupción. La Fiscalía General, encargada de estos temas, ha estado en manos del poder Ejecutivo durante décadas. El presidente electo propone la creación de una Fiscalía General autónoma, independiente del poder Ejecutivo y con capacidad plena para investigar y perseguir toda forma de corrupción. Esto implicaría modificar la Constitución y crear un sistema de designación para el Fiscal General que garantice su imparcialidad y autonomía.

Eliminación del fuero constitucional para todos los funcionarios públicos, incluyendo el presidente

El "fuero constitucional" es una figura legal que protege a los funcionarios públicos de ser enjuiciados mientras ocupan su cargo. Muchos han criticado esta figura porque permite la impunidad en casos de corrupción o abuso de poder. El presidente electo ha propuesto la eliminación del fuero constitucional para todos los funcionarios públicos, incluyendo el presidente de la República. Esto significaría que cualquier ciudadano podría presentar una denuncia en contra de un funcionario público, y éste debería responder ante la justicia por sus actos.

Reducción de salarios de los altos funcionarios públicos y eliminación de privilegios

Los altos cargos políticos en México ganan sueldos muy por encima del salario promedio del país, y suelen disfrutar de privilegios como aviones privados, choferes y guardaespaldas. Muchos consideran que esto es un ejemplo de la corrupción y el abuso de poder en México. El presidente electo propone reducir drásticamente los salarios de los altos funcionarios, y eliminar los privilegios que añaden a sus salarios. Esta medida busca fomentar la austeridad en el gobierno y enviar un mensaje de humildad y cercanía hacia la sociedad.

Establecimiento de mecanismos de participación ciudadana para el control de la corrupción

Una de las grandes demandas de la sociedad mexicana es el derecho a participar y controlar las decisiones políticas del país. El presidente electo propone establecer mecanismos de participación ciudadana que permitan a la sociedad controlar la corrupción. Entre las propuestas se encuentra la creación de una aplicación móvil que permita reportar actos de corrupción directamente al gobierno, la implementación de mecanismos de control y vigilancia por parte de la sociedad civil, y el establecimiento de comités ciudadanos para fiscalizar el uso de los recursos públicos.

Reforma del sistema de contratación pública

El sistema de contratación pública en México ha sido señalado como uno de los principales focos de corrupción en el país. Muchas veces, los contratos se otorgan sin licitación pública o con irregularidades, lo que beneficia únicamente a ciertas empresas o individuos. El presidente electo propone reformar este sistema a través de la creación de un portal de transparencia que permita a los ciudadanos conocer todos los procesos de contratación, la eliminación de los contratos otorgados de manera directa, y la implementación de un sistema de licitación pública justo, transparente y sin corrupción. En resumen, las propuestas del presidente electo buscan poner fin a la corrupción en México a través de cambios profundos en la estructura política y social de país. Si bien todavía queda mucho por hacer para lograr este objetivo, estas reformas son un primer paso en la dirección correcta hacia una sociedad más justa y transparente.