Un vecino de Barcelona se pasa en día en la calle tocando un silbato para no tener que llevar mascarilla


    Un vecino del barrio de Sants, Barcelona, ha encontrado la forma de saltarse la nueva normativa que obliga a llevar mascarilla en todo momento: soplar un silbato durante todo el tiempo que está paseando por la calle. Y es que, según la normativa, una de las excepciones que existen para no tener que llevar la mascarilla es estar tocando un instrumento de viento.

    Los vecinos de la zona afirman estar muy hartos del señor, pero la guardia urbana y los mossos d’esquadra dicen no poder hacer nada, ya que con la ley en la mano, el señor no está infringiendo ninguna norma ni ordenanza.

    Se teme que una oleada de “músicos amateurs” inunde la ciudad condal. De momento ya se ha notado un incremento de ventas en armónicas, flautas, clarinetes y trompetas, además de los ya nombrados silbatos. El debate sobre si estos últimos deben considerarse un instrumento o no está abierto.