Un monaguillo andaluz revende asientos en los bancos de la iglesia a los feligreses


    Siempre hay alguien dispuesto a sacar provecho de las crisis. En este caso se trata de un monaguillo de una iglesia andaluza, que se ha aprovechado de la falta de conocimientos informáticos de los feligreses de su parroquia y de las parroquias vecinas para hacer caja.

    Por lo visto la Iglesia ha entrado de lleno en las nuevas tecnologías, y además de aprovecharlas para pasar el cepillo virtual, también ofrece el servicio de reservar asiento en los bancos de la iglesia, para cumplir con las normas establecidas de aforo durante las fases de la desescalada. Ante esta circunstancia, ha aparecido la picaresca, y el monaguillo ha sido descubierto después de varias operaciones de reventa.

    Por lo visto entraba en la web y reservaba todas las plazas disponibles con un bot que él mismo había diseñado. Después contactaba con los feligreses y feligresas más fieles de las distintas parroquias y les ofrecía la posibilidad de comprar “entradas de primera” para las distintas misas. El precio era variable dependiendo de su ubicación dentro de la iglesia, e incluso había dispuesto de una zona VIP.

    El monaguillo fué descubierto al tratar de negociar un “Meet & Greet” con el sacerdote de la parroquia vecina, ya que al parecer no se pusieron de acuerdo con los honorarios a percibir y se destapó el pastel.


    Quizás te interese...