Solo quienes puedan demostrar que son deportistas podrán salir a partir del 2 de mayo


    Tras el caos y la anarquía reinantes en el primer día en que se ha permitido salir a los niños a la calle, el gabinete de expertos del ministro de sanidad, Salvador Illa, se ha reunido de urgencia para evitar que algo parecido pueda suceder el 2 de mayo, fecha en la que estaba previsto permitir a la población salir a hacer deporte.

    De este modo se ha decidido que tan solo podrán salir aquellas personas que puedan demostrar que ya eran deportistas antes del confinamiento, para evitar que todo un ejército de fanegas que lo más lejos que llegaban a pie era al bar de la esquina, inunden ahora las calles.

    Para evitar comportamientos incívicos por parte de esta fauna que otrora poblaba de forma perenne los miles de bares y tabernas que podemos encontrar a lo largo y ancho de toda la geografía española, y que hoy permanecen cerrados, la guardia civil y la policía actuarán de forma coordinada sometiendo a los individuos que se encuentren en la vía pública practicando deporte, de forma aleatoria, a varias pruebas.

    Si usted piensa salir a hacer deporte debe saber que cualquier agente de la autoridad puede requerirle en cualquier momento el carnet de socio de su gimnasio, y además podrá contactar con el personal de recepción para asegurarse de que le conocen, que ya sabemos lo que hacen muchos de pagar la cuota y después no volver a aparecer por ahí.

    Además, se le puede someter a diversas pruebas físicas como tests de velocidad, pruebas de resistencia, abdominales y dominadas. Para los ciclistas, se instalarán radares y se multará a todos aquellos que pedaleen por debajo de los 30km/h, y que quedaría demostrado que se trata de un amateur. Así mismo, si todo el equipamiento no suma más de 2000€ supondrá también una sanción. “El objetivo es evitar que los putos gordos entorpezcan el desconfinamiento de quienes se cuidan durante todo el años, que lo hubiesen pensado mientras se ponían finos a cerveza en el bar.” ha aseverado Illa.