Se desarrolla una nueva tecnología que transforma el odio en energía


    Un equipo de ingenieros de la MIT de Massachusetts, junto con un equipo de científicos de la Universidad de Wichita (Kansas), han desarrollado una nueva tecnología que es capaz de convertir el odio en energía.

    El Hatefuel es una energía limpia que no deja residuos, aunque de momento sigue en periodo de prueba porque no es lo suficientemente estable. “Si bien hemos logrado almacenarla para cuando los niveles de odio caen, se nos hace complicado estabilizar los picos cuando estos suben”, ha explicado el director del proyecto, el doctor Henry S. Foster.

    Como fuente inagotable de odio se ha usado Twitter, empresa con la cual la Universidad de Wichita tiene un convenio. Por lo visto una hora de Twitter es suficiente para almacenar energía en una batería/generador capaz de abastecer a todo un barrio residencial. Sin embargo, si durante esa hora twittea Trump o salta alguna noticia de última hora con declaraciones del presidente, la batería se sobrecarga y estalla. 

     “Hubo un momento en que no encontrábamos la forma de estabilizarla, y estuvimos pensando en cambiar a Facebook, pero dejar Twitter sería desaprovechar una fuente inagotable de odio. Ahora creo que por fin estamos a punto de lograrlo, y una vez lo consigamos, el siguiente paso será convertir la estupidez en energía. Ya estamos negociando con Tik Tok e Instagram.” Anuncia el Dr. Foster.