Rocío Flores se posiciona con Gloria Camila tras su demanda a Rocío Carrasco: "Hay muchas incoherencias"

La influencer, además, ha hablado con naturalidad de sus nuevos retoques estéticos y de los complejos físicos que siempre ha tenido

MADRID, 18 Nov. (CHANCE) -

   Rocío Flores ha hablado con naturalidad este jueves en 'El programa de Ana Rosa' de sus nuevos y comentadísimos retoques estéticos. Y es que continuando con su transformación física y cada vez más delgada - ha perdido más de 25 kilos en los últimos dos años - la influencer ha vuelto a sucumbir a los tratamientos estéticos y se ha inyectado bótox en la frente´y ácido hialurónico en los labios y en la nariz, para corregir un pequeño bulto que se apreciaba en su perfil a causa de su llamativa bajada de peso en los últimos tiempos.

  "Es evidente", ha admitido la hija de Rocío Carrasco cuando Joaquín Prat le ha preguntado por su transformación, "una metamorfosis a nivel físico y personal" - como ella ha reconocido - que ha experimentado desde que participó en 'Superivientes' en 2020. Consciente de las críticas por tantos retoques a pesar de su juventud, la influencer, de 25 años, ha explicado que es "muy coqueta" y ha asegurado que no tiene miedo a pasarse de la raya con tantos tratamientos estéticos: "Si te ves bien y no haces daño a nadie, que cada uno se retoque lo que quiera. Yo soy muy real, y que me haga algún retoque sí, pero eso no me quita naturalidad ni quiero fomentar ningún estereotipo"

   Muy ilusionada con los estudios de marketing que ha iniciado recientemente y que es "una formación que me puede aportar bastante en varios proyectos que tengo en mente", Rocío ha respondido a la pregunta del millón. ¿Ve la tele como algo transitorio y se plantea dejarlo? Por el momento, parece que no, aunque tampoco es algo que descarte ya que, en sus propias palabras, "siempre he tenido otro tipo de pretensiones". "Estoy agradecida a esta oportunidad, y siempre y cuando pueda abarcar ambas cosas..." ha confesado.

   Más sincera que nunca, la hija de Antonio David no ha tenido problema en hablar de sus complejos cuando Alessandro Lequio le preguntó si se veía ahora más guapa que antes. "Me he valorado tan poco y me he querido tan poco que ahora me encuentro bien conmigo misma”, ha reconocido.

   Cambiando de tercio y a pesar de su evidente incomodidad, Rocío también ha tenido que hacer frente a las preguntas sobre la demanda de Gloria Camila a Rocío Carrasco para que depositase en un juzgado los documentos privados de Rocío Jurado que, según se habría dicho, podría hacer públicos en la segunda parte de su docuserie. Mucho más seria que minutos antes, la colaboradora ha asegurado que conoce este proceso pero ha evitado entrar en detalles no sin antes lanzar una pulla a su madre.

   "Gloria Pidió que se mostraran unos documentos que ella como hija que consideraba, y creo que le corresponde, conocer y al final se ha estado cebando durante muchísimo tiempo y se ha presentado como que no hay documento ninguno", ha afirmado, asegurando que "hay muchas contradicciones, como en el 99% de las cosas, pero no voy a entrar porque no es mi tema". Eso sí, Rocío ha dejado claro que "Gloria no miente, yo no sé lo que hace la otra parte". Un posicionamiento en toda regla que abre aun más la brecha entre Rocío Flores y Rocío Carrasco.

Últimas noticias