Olga Moreno, demacrada y muy delgada, asegura estar "divinamente" tras la 'traición' de Antonio David

La sevillana, arropada por su familia en estos durísimos momentos, ha puesto tierra de por medio con Antonio David Flores tras la confirmación de su relación con la reportera y asegura que ahora "quiero estar tranquila, de verdad"

MADRID, 14 Ene. (CHANCE) -

Destrozada. Así está Olga Moreno tras enterarse, por una revista, de que Antonio David Flores mantiene una relación con Marta Riesco y ya convive con la reportera en Madrid. Un jarro de agua fría para la sevillana que, tres meses después de su separación, ha roto por fin su silencio y lo ha hecho en 'El programa de Ana Rosa' para sacar la cara por Rocío Flores.

Pidiendo que dejen a la joven al margen de la vida privada de su padre porque la están "machacando" y lo está pasando "muy mal" - "tiene un corazón enorme, ha sufrido mucho y se merece vivir su vida, que tiene 25 años", añadía - la ganadora de 'Supervivientes' evitaba entrar en cómo está ella en estos momentos, pero sí ha admitido que está "sobrellevándolo" y aunque le ha pillado "de sorpresa" la relación de Antonio David y Marta Riesco, no queda otra que continuar su vida: "Soy fuerte, mi cabeza está bien y vamos a sacar esta familia para adelante".

Sin embargo, Olga está completamente hundida, aunque ella afirma estar "divinamente". Delgadísima - se diría que tanto como cuando regresó de 'Supervivientes' después de más de tres meses pasando un hambre extrema - la empresaria no puede ocultar la tristeza en un rostro demacrado que intenta disimular ante nuestras cámaras, sacando fuerzas de flaqueza para regalarnos una sonrisa.

En Sevilla - después de reunirse con Antonio David tras la publicación de sus imágenes en la casa de Marta Riesco, Olga se fue a su tierra natal, poniendo tierra de por medio con su exmarido tras esta dolorosa traición - y arropada en todo momento por su familia, muy preocupada por ella tras este inesperado varapalo.

Con una cazadora estilo bomber de terciopelo y un conjunto de pantalón y jersey blanco con el que se aprecia su delgadez, Olga ha dado un tranquilo paseo por Sevilla en compañía de una de sus hermanas, Rosa, a la que está muy unida y nos ha contado que ahora solo piensa en "estar tranquila, de verdad".

   "Estoy divinamente, ¿no me ves?" afirma en las imágenes que os mostramos a continuación en las que, triste y cabizbaja, intenta tranquilizarnos sobre cómo se encuentra tras descubrir la relación que su exmarido mantiene con la reportera, de la que ella, como se ha dicho, ya intuía algo.