Los turistas podrán circular sin mascarilla si prometen, mirando a los ojos, que no son portadores de coronavirus


    En los últimos días se ha desatado una nueva polémica ante la implantación de la obligatoriedad de las mascarillas por la calle, a pesar de que pueda mantenerse la distancia de seguridad, en muchas comunidades españolas. Esta medida ha sido muy mal recibida por parte de los empresarios del sector turístico, que afirman que obligar a los turistas a usar mascarillas va a hacer que estos no quieran venir a pasar aquí sus vacaciones.

    Por ese motivo se ha dispuesto una excepción para el turismo. De este modo, aunque para los españoles seguirá vigente la normativa de utilizar mascarilla en todo momento, bajo multa de 100€ en caso de incumplir la norma, los turistas que visiten España podrán circular sin mascarilla siempre y cuando prometan a un agente de la autoridad que no son portadores. Esa promesa deberá efectuarse mirando a los ojos para que el agente pueda asegurarse de su veracidad. 

    Los promotores de esta medida han afirmado que también se aplicará a aquellos españoles que estén de turismo en otra provincia, siempre que puedan demostrar que están ahí como turistas. En cualquier caso, los promotores de la medida aún están discutiendo en qué idioma se aceptará el juramento, aunque le han restado importancia a este hecho, ya que lo realmente relevante es poder “ver la verdad que habita en su corazón, a través de una mirada abierta y sincera.”


    Quizás te interese...