Los atracadores cometerán sus crímenes a cara descubierta para no ser confundidos con personas normales


    Desde la imposición de la mascarilla en lugares cerrados, los atracadores se han dado cuenta de que su outfit ya no impone a los atracados. El hecho de llevar la cara tapada se ha convertido en algo demasiado habitual, por lo que aunque amenacen con un arma, nadie les toma en serio. Por ese motivo han decidido que a partir de ahora, y contraviniendo lo estipulado por la ley, van a realizar los atracos con la cara descubierta.

    La paradoja del asunto es que en la mayoría de las detenciones realizadas por estos atracos, ha sido superior la multa impuesta por no llevar mascarilla, que asciende a 600€, que la pena por el atraco en sí. Según declaraciones de Benito Salgueras, atracador habitual “el coronavirus también está destruyendo nuestro medio de vida, y tan sólo nos queda declararnos insolventes para no tener que pagar las multas por ir sin mascarilla.” Afirma también que su gremio tampoco se ha tenido en cuenta a la hora de pensar en las ayudas, y pide un poco más de solidaridad, porque la gente tiene cada vez menos dinero, y muchos robos y atracos ya no salen rentables.


    Quizás te interese...