La vigilancia con drones se implantará en las grandes ciudades de España


    Ante la necesidad creada por el estado de alarma, que obliga al confinamiento y distanciamiento social de la población española, se han creado unas divisiones especiales en las grandes ciudades de España de vigilancia y control de la población con drones.

    Los drones serán manejados por una unidad de pilotos de élite de la policía nacional desde una sede central. Están equipados con sofisticado software de reconocimiento facial, escáner, así como con un micrófono y altavoces con los que los agentes podrán dar el alto a los ciudadanos que sean sospechosos de estar deambulando por las calles sin justificación alguna.

    En caso de ser requerido por uno de estos drones, debe saber que a todos los efectos, le debe tratar como a un agente de la autoridad, y que referirse a él como “tostadora” o “lata parlante”, como ya ha ocurrido en las primeras pruebas que se han realizado, podría incurrir en un delito de injurias en base al artículo 37.4 de la Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

    Así mismo, se ha dotado a los drones de armas de corto alcance para defenderse de aquellos que han arremetido a pedradas contra ellos, y de cazadores que hacen blanco desde sus balcones. El uso de estas armas debería ser sólo defensivo, pero Paco López ya ha denunciado que él fue sometido a abuso y brutalidad policial en un reconocimiento, en principio rutinario “Yo cumplí con todo lo que me dijeron, y sin embargo mientras metía mi DNI en la cartera ese bicho volador comenzó a disparar a los piés mientras se reía y gritaba “Baila, baila”...” 


    Quizás te interese...