La OMS recomienda hacerse el longuis y no saludar para evitar contagios


    La Organización Mundial de la Salud ha advertido esta semana que los saludos con el codo pueden ser también una importante fuente de contagios del coronavirus. Los saludos con el codo se pusieron de moda una vez se supo que el tradicional saludo con un apretón de manos o los cariñosos besos en las mejillas eran extremadamente peligrosos, al implicar un contacto demasiado estrecho. Ahora el saludo con el codo ha demostrado ser igualmente peligroso.

    De entre todos los saludos explorados, la OMS ha encontrado que el único que cumple con normas de seguridad que estén al nivel de las circunstancias extremas que esta pandemia requiere, es el que hacemos en España con aquellos vecinos que nos caen mal ‘Lo que hay que hacer es aquello que hemos hecho toda la vida al ver un vecino que nos cae mal o un familiar lejano pesado al que no nos apetece saludar: hacernos los longuis. En caso de ser pillados, estaremos lo suficientemente lejos como para levantar una ceja a modo de saludo y balbucear una excusa de la prisa que llevamos’, ha declarado Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

    Hacerse el longuis es una técnica altamente depurada en la mayor parte del territorio español, que tiene variantes locales en cada provincia.

    La OMS ha descartado otras propuestas de saludos como por ejemplo el saludo vulcaniano, porque resulta demasiado complicado para personas con escasa flexibilidad y coordinación, la reverencia japonesa, porque al ejecutarla se pierden unos valiosos centímetros de distancia de seguridad en cada uno de los lados y el virus puede aprovechar para saltar y atacar, y el saludo con los pies, ya que el equilibrio puede ser precario ‘y no están los hospitales para ir atendiendo caídas de idiotas haciendo estúpidos saludos originales’.