La ministra portavoz niega gestión alguna sobre Puigdemont: "Lo único que queremos es que la justicia actúe"

Defiende estudiar el traspaso de Rodalies con "rigor" y analizando el marco constitucional

BARCELONA, 14 Oct.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha negado que el Ejecutivo esté realizando gestión alguna sobre la situación del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en el extranjero: "Lo único que queremos es que la justicia actúe en los términos que considere necesarios".

En una entrevista este jueves en Ràdio 4 y La 2 recogida por Europa Press, ha afirmado que con quien el Gobierno mantiene interlocución es con el Govern, y ha añadido que Puigdemont está fuera de España y "no representa a ninguna institución".

"Nosotros, en nuestro trabajo institucional --eso sí quiero subrayarlo-- mantenemos una muy buena relación con el actual presidente de la Generalitat", ha destacado.

Rodríguez ha rechazado valorar la decisión del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de no ir este viernes a la entrega de los Premios Planeta, a la que también acudirán los Reyes, porque es "una decisión suya de la que él deberá dar cuenta y respuesta"; aun así, le ha pedido reflexionar sobre el hecho de que los gobiernos representan tanto a quienes les votaron como a quienes no.

Sobre la mesa del diálogo, ha apostado por seguir trabajando "sin plazos, sin prisa y sin pausa" para lograr acuerdos, aunque ha reconocido que el Govern tiene prioridades distintas a las que tiene el Gobierno, que está centrado en las necesidades tras la pandemia del Covid-19, ha mantenido.

Sobre el traspaso de Rodalies, Rodríguez ha dicho que los Presupuestos Generales del Estado (PGE), la mesa de diálogo y este traspaso son cuestiones distintas, y que esta última carpeta requiere de un trabajo "técnico" sobre el desarrollo de competencias compartidas en esta materia.

Está previsto formar un grupo de trabajo sobre el 20 de octubre para ahondar en este tema, ha avanzado Rodíguez, que ha pedido abordar la cuestión "desde la reflexión, el rigor, y sin precipitaciones", analizando el marco constitucional.

En cuanto al Aeropuerto de Barcelona-El Prat, ha asegurado que el Gobierno está dispuesto a "seguir hablando en el futuro" de su ampliación, ahora suspendida, siempre que sea a partir de un consenso social y político que cree que no se suscitó alrededor del proyecto que finalmente fue suspendido.

También ha replicado al vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, que es "absolutamente falso" que el Gobierno jamás haya tenido la intención de ampliar El Prat --como sugirió él este miércoles-- y le ha acusado de no haber compartido con la Generalitat y con el Ayuntamiento de Barcelona los acuerdos a los que llegó con el Gobierno el 2 de agosto.

"Es una conclusión a la que yo llego una vez pude observar las reacciones que se produjeron", y ha animado a Puigneró a conseguir consensos para sacar adelante el proyecto, que el vicepresidente dijo textualmente que no está aparcado.

Ante el inicio de la tramitación parlamentaria de los PGE, la ministra portavoz ha asegurado que los grupos que decidan no apoyarlos "tendrían que explicar" por qué se oponen a unas cuentas que mejoran la retribución de funcionarios y otros empleados --a través del SMI-- y contienen políticas dirigidas a la juventud, como los bonos culturales o las becas por más de 2.000 millones de euros.

"Confío en que ahora que son conocidos y se puede entrar en la letra pequeña" puedan convenir en que son positivos para Catalunya y para toda España, ha afirmado, y ha añadido que el Gobierno dialogará con todos los partidos salvo con los que se descarten de la negociación.

Por otro lado, ha celebrado que el PP abriera la puerta a renovar los órganos constitucionales pendientes --aunque dejando al margen el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)-- pero ha afirmado que "de ninguna manera" el Gobierno aceptará renovar solo unos.