La izquierda parlamentaria garantiza la convalidación sin cambios del decreto de recorte a las eléctricas

El decreto se tramitará sin cambios, pero Ribera abre la puerta a no aplicarlo al suministro de energía a la industria a precio razonable

MADRID, 14 Oct.

Los grupos de la izquierda parlamentaria han garantizado este jueves en el Congreso la convalidación del decreto ley de recorte de beneficios extraordinarios de las eléctricas por el sobrecoste del gas no asumido y su tramitación sin cambios, al rechazar que pase a discutirse en la Cámara como proyecto de ley.

Así, además del PSOE y Unidas Podemos, fuerzas que integran el Gobierno de coalición y que suman 155 votos, han avanzado su apoyo Esquerra Republicana (13), EH-Bildu (5), la CUP (2), Más País-Equo (2), el BNG (1), Teruel Existe (1) y el PRC (1). Asimismo, es previsible que Compromís (1) y Nueva Canarias (1) también lo respalden.

Un total de 182 diputados, por encima de la mayoría absoluta, frente al rechazo de los 152 diputados del PP (88 diputados), Vox (52), Ciudadanos (9), UPN (2) y Foro Asturias (1). El PNV (6) y Junts (4) han avanzado su abstención, igual que el PDeCAT (4).

Durante su defensa del decreto ley, la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera Ribera, ha recalcado el carácter temporal de la mayoría de medidas incluidas --el recorte a la sobrerretribución es hasta el 31 de marzo--, pero ha asegurado que trabaja para no aplicar el mismo al suministro de energía de las industrias a "precios razonables".

Concretamente, ha firmado que el objetivo es no aplicar este recorte a "quienes garanticen 'exnovo' precios estables que no internalicen la evolución del precio del gas", con el fin de "impulsar la cobertura de precios razonables para la industria".

Antes, ha anunciado su intención de "completar" este plan de choque "en las próximas semanas" con "medidas adicionales que garanticen la cobertura con contratos bilaterales y precios razonables precios a la escalada para los consumidores industriales" y también "reforzar la posición" de aquellos consumidores vulnerables acogidos al bono social.

Asimismo, Ribera ha incidido en que "las previsiones de septiembre (cuando se aprobó este decreto ley) han quedado desfasadas", algo que "obliga a revisar medidas adoptadas ya" y "adaptarlas".

Todo ello durante la defensa en la Cámara Baja del decreto ley con un plan de choque frente a la escalada de precios de la electricidad, y cuya principal medida es el recorte a los beneficios extraordinarios de las eléctricas, que sin asumir el sobrecoste del gas en los mercados internacionales, han recibido retribuciones muy por encima de sus costes de generación por este alza.

La vicepresidenta ha explicado las causas que han provocado un encarecimiento del gas en los mercados internacionales y ha esgrimido que esta causa "no puede traducirse en un incremento de toda la electricidad", por lo que cree que mantener el actual mercado marginalista "no es viable" ante una situación de este tipo que se prolongue en el tiempo.

"Sobre todo cuando los costes reales de generación no se corresponden con el incremento de precios medios del sistema", ha abundado Ribera. Las estimaciones del Gobierno es que cada encarecimiento en 1 euro/MWh en el precio del gas supone en los mercados mayoristas 2 euros/MWh más, y todo ello independientemente de "cuánta energía barata" hubiera en el 'pool', debido a este funcionamiento.