Ingresado por COVID muere porque su familia le desenchufa el respirador para conectar un ventilador


    Un hombre ingresado por ser sospechoso de coronavirus acaba protagonizando una trágica historia porque su familia tenía calor

    Es una de esas historias que, aunque increíbles, son terriblemente ciertas. Ha ocurrido en la India, un país que es prácticamente un mundo en sí mismo y en el que historias como la siguiente suelen saltar a los medios de comunicación. Los hechos han tenido lugar en un hospital de la ciudad norteña de Kotah. Allí, un hombre de 40 años ha fallecido tras la terrible decisión que tomó su familia: desenchufar el respirador con el que se mantenía con vida.

    Según informan los medios del país asiático, la familia, supuestamente, habría procedido a desenchufar el respirador al que su pariente estaba conectado y que le mantenía con vida. El motivo por el que desenchufaron el vital aparato no fue otro que enchufar en su lugar un ventilador por el calor.

    Le ingresan por coronavirus y acaba muriendo por sus familiares

    Sobre el fallecido, del que se sospechaba que podría haber tenido coronavirus, ingresó en la UCI del Hospital Maharao Bhim Singh (MBS) el 13 de junio. Finalmente dio negativo por COVID-19, aunque continuaba con sus problemas respiratorios. Al ser ingresado en esa misma planta otro paciente que sí tenía coronavirus, se decidió trasladarle el 15 de junio a una sala de aislamiento. Fue aquí donde estaba junto con su familia y donde ocurrió el fatal accidente.

    A nadie se le escapa que el clima de la India puede ser extremo, con lo que, los familiares del hombre compraron el mismo día en el que le ingresaron, un pequeño aparato ventilador, para conseguir enfriarse un poco. No encontraron una toma de corriente disponible para su aparato ventilador y la decisión que tomaron fue la de desenchufar el respirador al que su familiar estaba conectado. Media hora después, el aparato del hospital dejó de funcionar al quedarse sin energía.

    Se ha abierto una investigación en el hospital

    La familia, al darse cuenta de lo ocurrido acudió a por los médicos del hospital, aunque, lamentablemente, ya fue demasiado tarde. El Dr. Naveen Saxena ha asegurado que se llevará a cabo una investigación en el centro para esclarecer lo ocurrido y presentar un informe. En principio, los miembros de la familia no solicitaron permiso para enchufar el aparato ventilador para refrigerarse y cuando el murió el hombre de 40 años, se "portaron mal" con el personal médico y el médico residente, según han informado las autoridades del hospital.

    FUENTE: Redacción Digital. Cope.es