Extremadura contará con una fábrica de celdas para baterías en Badajoz y una de cátodos en la provincia de Cáceres

Supondrá una inversión de más de 1.000 millones y la generación de unos 1.300 empleos directos

  MÉRIDA, 24 Mar.

La comunidad autónoma de Extremadura contará con una planta de celdas para baterías de litio que se ubicará en la Plataforma Logística de Badajoz, así como con una factoría de cátodos en un lugar aún no determinado de la provincia de Cáceres.

De este modo se contempla dentro del "Proyecto integral de almacenamiento energético de Extremadura" que promueve la compañía Phi4Tech, ligado a la explotación del yacimiento de litio de Las Navas en Cañaveral (Cáceres), y que incluye también la reapertura de la mina de níquel de Aguablanca en Monesterio (Badajoz).

De este modo, Extremadura va a liderar el proyecto integral de almacenamiento energético en Europa, pues es la "única" región que va a contar con un yacimiento de litio, el de Las Navas de Cañaveral (Cáceres), y donde se va a montar un proceso de transformación de dicho material, además de las citadas fábricas en Badajoz, en la provincia de Cáceres y la reapertura de Aguablanca.

Así lo ha explicado el socio referencial del conjunto empresarial del proyecto integral de almacenamiento energético en Extremadura, Alejandro Ayala, durante la presentación de la iniciativa este miércoles en Mérida, en rueda de prensa telemática, al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, junto al consejero delegado de Phi4Tech, Mario Celdrán.

En su intervención, Fernández Vara ha señalado también que el de la fábrica de celdas para baterías en Badajoz es un proyecto que "nada tiene que ver" con el de la mina de litio de Valdeflores en Cáceres.

Así, esta iniciativa privada de Phi4Tech para una fábrica de celdas de baterías y cátodos, de Lithium Iberia en la mina de Las Navas de Cañaveral, y para la reapertura de la mina de Aguablanca "ya cuenta con financiación, con clientes y con proyectos", ha explicado Alejandro Ayala, quien ha indicado que el proyecto global cuenta con una inversión superior a los 1.000 millones de euros y la generación de 1.300 empleos directos (aparte de los indirectos) en un "proyecto de Extremadura para el mundo".

En este sentido, ha añadido que a esto se une la decisión de ubicar en Cáceres el Centro Nacional de Investigación y Almacenamiento Energético, con el que la promotora va a colaborar en la investigación teórica y aplicada; y la colaboración también con la Universidad de Extremadura para el desarrollo de un máster postgrado dirigido a ingenieros, lo que llevará en todo su conjunto a que se trata del proyecto "más integrador" de toda la Unión Europea.

En concreto, la fábrica de celdas para baterías de Badajoz tendrá una capacidad final prevista de 10 gigas, planificada modularmente a lo largo del tiempo en cinco módulos de dos gigas, de tal forma que el módulo inicial de dos gigas se inaugurará 20 meses después de iniciadas las obras (aproximadamente en 2023), y exigirá una inversión de unos 80 millones de euros y creará 200 empleos directos.

Asimismo, la estimación es alcanzar los seis gigas de producción en 2024, ha explicado Ayala, que ha incidido en que cuando se alcance la capacidad máxima del proyecto se habrán invertido 400 millones de euros en total y se generarán unos 500 empleos directos en la fábrica.

En cuanto a la factoría de cátodos en la provincia de Cáceres, estará "condicionada" a la extracción de la materia prima, el litio, y pretende la promotora que se inaugure en 2023 tras una inversión de 200 millones de euros, y con la generación de 360 empleos en la "madurez" del proyecto.

A su vez, sobre el proyecto minero de litio de Las Navas en Cañaveral, con una inversión total estimada de unos 318 millones de euros, recibió en octubre de 2020 el documento de alcance ambiental por parte de la Junta de Extremadura, y ya cuenta con la presentación de la solicitud de concesión de explotación "una vez demostrado de un modo suficiente la existencia de recursos de litio".

De este modo, en la actualidad --ha explicado Ayala-- se está trabajando en la redacción tanto del proyecto de explotación y plan de restauración como en el documento ambiental que dé respuesta a "todas" las determinaciones contenidas en el documento de alcance; y con la previsión de que toda la documentación y proyecto estén presentados a principios del próximo verano.

Mientras, sobre la mina de Aguablanca, adquirida recientemente por el proyecto, el objetivo es "reabrirla y extraer níquel, oro y cobalto", de tal manera que cuando esté en pleno rendimiento trabajarán en la mina alrededor de 350 personas.

LICENCIA URBANÍSTICA EN EL AYUNTAMIENTO DE BADAJOZ

A su vez, el consejero delegado de Phi4Tech, Mario Celdrán, ha anunciado que la fábrica de celdas de baterías en Badajoz ocupará las parcelas 8, 9 y 10 de la Plataforma Logística con un total 177.000 metros cuadrados. Tendrá una capacidad final de 10 gigas, con una inversión total de 400 millones y dará empleo en su producción máxima a 500 trabajadores directos.

El proyecto tiene capacidad para llegar a una producción total de 20 gigas que dependerá de los clientes y de que se sea capaz de "llegar a producir todo"; y el siguiente paso del mismo será la presentación en el Ayuntamiento de Badajoz de los planos para tramitar "de inmediato" la licencia urbanística necesaria, con la estimación de que a finales de este año o principios del que viene estarán las máquinas trabajando en la parcela, para su inauguración a mediados de 2023.

Al mismo tiempo, la propuesta de Phi4Tech no incluye únicamente la planta de baterías, sino que aporta una tecnología desarrollada y que supone una hibridación entre baterías y supercondensador, que "por un lado permite la carga rápida, hace que sea de una alta durabilidad, y cuenta con una química extremadamente favorable con la mejor ratio de carga-descarga del mercado". Además, no contiene cobalto, con lo que cumple con los criterios de sostenibilidad promovidos por la Comisión Europea, ha añadido Mario Celdrán.

Al mismo tiempo, la compañía en su proyecto apuesta por crear un ecosistema con la sociedad, la universidad, la formación profesional y administraciones para crear valor económico y la formación de personal cualificado al margen de sus iniciativas empresariales para las que cuenta con colaboraciones tecnológicas a nivel nacional y transanacional.

UNA "EXCELENTE NOTICIA" PARA EL GOBIERNO CENTRAL

Por su parte, el secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raúl Blanco Díaz, ha resaltado que la de Badajoz será la primera fábrica de baterías del sur de Europa, y ha incidido en que España necesita este tipo de proyectos para avanzar en la transición ecológica, al tiempo que supone una "excelente noticia" para Extremadura, para España, y la industria y la tecnología nacional.

Así, ha incidido en que se enmarca en el proceso de transformación del sector de la automoción en España con la tecnología eléctrica puesta en marcha por el Gobierno central, y dentro de la cual ha invitado a aprovechar la "ocasión de oro" que supondrá el Plan de Recuperación por la Covid para avanzar en el desarrollo industrial "verde", contribuyendo a vertebrar al mismo tiempo al país, generando empleo "estable" y ayudando a fijar la población al territorio, ha dicho.

En esta línea, ha destacado que las "piezas han ido encajando poco a poco" para que Extremadura pueda albergar un proyecto integral donde las baterías suponen "un elemento central importante", y que se ha alcanzado tras "dos años de trabajo discretos, silenciosos" que ha agradecido a la Junta de Extremadura y a los promotores.

Últimas noticias