El OIEA destaca que la seguridad de las centrales nucleares en Ucrania es "un asunto clave" a nivel mundial

Pide explicaciones a Irán por el material hallado en tres instalaciones y alerta sobre las actividades de Corea del Norte en Punggye Ri

MADRID, 6 Jun.

El director general del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OEIA), Rafael Grossi, ha destacado este lunes que "uno de los asuntos clave" a los que hace frente el mundo es la seguridad de las instalaciones nucleares de Ucrania, en medio de la ofensiva militar rusa, desencadenada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladimir Putin.

"El OIEA continúa su colaboración cercana con las autoridades de Ucrania", ha dicho, antes de resaltar que la semana pasada una misión técnica de seguimiento visitó Chernóbil tras su reciente visita al lugar. "Ahora tenemos una imagen clara y detallada de lo necesario", ha dicho, antes de agregar que las autoridades han hecho "peticiones específicas" de ayuda.

Así, ha manifestado que el organismo "está bien posicionado" para garantizar que Ucrania "recibe de forma eficiente y rápida lo que necesita" y ha desvelado un plan de apoyo y asistencia centrado en cuatro pilares: la asistencia técnica remota, la asistencia sobre el terreno, la entrega de equipamiento y la disposición a desplegar rápidamente asistencia si fuera necesario.

Grossi ha detallado que la asistencia técnica sobre el terreno "más inmediata" en el caso de Chernóbil se centra en la protección por la radiación, en la gestión segura de deshechos y en la seguridad nuclear. "Es vital que Ucrania pueda seguir cumpliendo con las obligaciones de salvaguardia sin impedimentos", ha apuntado.

En este sentido, ha desvelado que trabaja para "acordar, organizar y encabezar" una misión del OIEA a la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, para "garantizar la seguridad nuclear esencial y los trabajos de seguridad y salvaguardas en este lugar". "Estamos desarrollando las modalidades para enviar una misión de este tipo", ha recalcado Grossi.

"La central nuclear de Zaporiyia aún continúa bajo control de las fuerzas rusas. He expresado en repetidas ocasiones mi grave preocupación por las condiciones de trabajo extremadamente estresantes y complicadas bajo las que la gestión y el personal ucraniano están operando la planta", ha dicho, al tiempo que ha argüido que "una línea clave de control operativo y responsabilidad es vital".

"La situación en la central nuclear de Zaporiyia no sólo ha generado preocupaciones humanitarias graves, sino que también supone un riesgo claro y presente para la seguridad", ha explicado, antes de detallar que "al menos cinco de los siete pilares indispensables para la seguridad nuclear se han visto comprometidos en las instalaciones".

Por ello, Grossi ha incidido en que "todo el mundo comparte el mismo objetivo" de que "las instalaciones nucleares ucranianas sean seguras". "La necesidad urgente de que estemos allí está clara para todos. La logística y otras consideraciones no deben evitarlo. Debemos encontrar una solución a los obstáculos que impiden los progresos en la central nuclear de Zaporiyia", ha reiterado.

Por otra parte, Grossi ha denunciado que Irán "no ha dado explicaciones técnicamente creíbles" sobre tres ubicaciones no declaradas en el marco de su programa nuclear, en medio de las tensiones relacionadas con la decisión de Estados Unidos de abandonar en 2018 el acuerdo de 2015, lo que llevó a Teherán a reducir el cumplimiento de sus compromisos.

"Irán no ha informado a la agencia de la ubicación o ubicaciones actuales, del material nuclear o equipamiento contaminado con material nuclear, que movió de Turquzabad en 2018. A menos que Irán dé explicaciones técnicamente creíbles para la presencia de partículas de uranio de origen antropogénico en Turquzabad, Varamin y Marivan e informe al OIEA de todas las ubicaciones del material nuclear o el equipamiento contaminado, la agencia no puede decir que las declaraciones de Irán sean correctas o completas", ha argüido.

De esta forma, ha manifestado que "los problemas sobre las salvaguardas relacionados con estos tres lugares siguen pendientes" y ha añadido que "al igual que en el pasado, para que el OIEA esté en una posición de dar garantías de que el programa nuclear es totalmente pacífico, la agencia sigue dispuesta a retomar contactos con Irán sin más retrasos para resolver estos asuntos".

El Gobierno de Irán rechazó la semana pasada que el último informe del OIEA, que afirmó que Teherán "no ha aclarado" la existencia de material nuclear no declarado en tres de sus instalaciones, y subrayó que "no refleja la verdad" sobre las conversaciones bilaterales. "Irán entregó al OIEA respuestas por escrito a sus preguntas", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé.

El ministro de Exteriores de Irán, Hosein Amirabdolahian, afirmó a última hora del domingo tras una conversación con el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, que "los que impulsan una resolución antiiraní en el OIEA serán responsables de todas las consecuencias". "Aplaudimos un acuerdo bueno, firme y duradero. Está al alcance si Estados Unidos y el E3 --Francia, Reino Unido y Alemania-- son realistas", apuntó en su cuenta en la red social Twitter.

Por último, Grossi ha alertado de que el organismo ha registrado "indicativos" sobre la reapertura de parte de las instalaciones de Punggye Ri, en Corea del Norte, y ha afirmado que "posiblemente" tenga como objetivo "preparar una prueba nuclear". "La ejecución de una prueba nuclear contravendría las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y sería motivo de gran preocupación", ha dicho.

Además, ha incidido en que las operaciones en Yongbyon "continúan" y ha apuntado a que las actividades "son consistentes con la operación de un reactor". "La continuación del programa nuclear de Corea del Norte es una violación clara de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y es algo profundamente lamentable", ha valorado.

"Pido a Corea del Norte que cumpla totalmente con sus obligaciones bajo las resoluciones relevantes del COnsejo de Seguridad de la ONU, que coopere rápidamente con la agencia para la aplicación total y efectiva del acuerdo de salvaguardas del Tratado de No Proliferación Nuclear y que resuelva todos los asuntos pendientes, especialmente los surgidos desde la ausencia de inspectores del OIEA en el país", ha señalado, antes de mostrar la disposición del organismo a la hora de "jugar su papel esencial de verificación".

Últimas noticias