El Gobierno no cede a las presiones de los autónomos pero se ofrece a compensarlos con un paquete semanal de papel higiénico mientras dure la crisis


    Aunque pueda parecer una broma de mal gusto, desde el ministerio de trabajo lo han dicho muy en serio, el estado no puede hacerse cargo de las peticiones hechas por los autónomos, ya que eso supondría dejar de ingresar importantes cantidades en concepto de impuestos y seguridad social que en estos momentos son imprescindibles para mantener las diferentes instituciones.

    A la ya archiconocida salud indestructible de los autónomos, se les suma ahora el superpoder de crear riqueza sin ni siquiera trabajar “Algo de lo que deberían estar orgullosos, ya que no todo el mundo es capaz de tal proeza. Mírenos sinó a nosotros.” Afirma la ministra Yolanda Díaz. “Los autónomos, pueden y deben apechugar, que al fin y al cabo son empresarios, usted ya me entiende.”

    De todos modos el ministerio de trabajo no va a permitir que los autónomos se vayan “de vacío”. Para ellos ha dispuesto la entrega de un paquete semanal de papel higiénico mientras dure la cuarentena. A la pregunta hecha por parte del colectivo, acerca de qué pretenden que hagan con dicho “incentivo”, la ministra Díaz ha respondido que “ha quedado patente la importancia que tiene el papel de culo a día de hoy, cómo lo vayan a gestionar no es de nuestra incumbencia.”

    Durante la rueda de prensa ofrecida por la ministra, los micros han quedado abiertos sin que ella se diera cuenta, y han registrado además la siguiente frase de boca de Díaz “¿Qui quiris qui higuimis quin dichi incintivi? Pués llorar, que es lo único que saben hacer, desagradecidos. Que además es papel de doble capa.”