El buque que bloquea el Canal de Suez dibujó un pene gigante antes de encallar


    A la mala suerte de encallar y bloquear una ruta comercial clave entre Europa y Asia se ha unido el gafe de la trayectoria previa

    "Oh no". No podría haber descrito mejor la situación el analista de seguridad informática John Scott-Railton en su cuenta de Twitter: "La infalible puntería de la mala suerte acompañó al Ever Given desde que partió del fondeadero asignado y se adentró en el Canal". Y es que hay que tener mala suerte para encallar y bloquear el Canal de Suez, por el que se mueve el 10% del comercio marítimo internacional. Peor hay que ser auténticamente gafe para que la trayectoria previa al accidente tome forma de pene gigante.

     

    Así lo atestiguan las imágenes de radar de Vessel Finder, que este jueves por la mañana siguen mostrando un Canal de Suez aún bloqueado por el gigantesco portacontenedores MV Ever Given, un navío taiwanés de 400 metros de largo y 59 de ancho, que ha quedado atravesado en el canal, impidiendo el tráfico.

    "El portacontenedores encalló accidentalmente, probablemente después de ser golpeado por una ráfaga de viento", declaró el miércoles la compañía Evergreen Marine Corp. Se espera que el atasco aún dure unos días en esta ruta comercial clave entre Europa y Asia.

    El barco iba rumbo a Rotterdam. "Los remolcadores están tratando de sacar a flote el barco", anunció en Twitter Leth Agencies, una empresa que suministra servicios a los clientes que usan el canal, informa Afp.

    Las autoridades egipcias no han hecho declaraciones sobre el incidente. Por el Canal de Suez, inaugurado en 1869, pasa el 10% del comercio marítimo internacional. Casi 19.000 barcos lo utilizaron el año pasado, según la Autoridad del Canal de Suez (SCA).

    El canal es una fuente esencial de ingresos para Egipto, al que aportó el año pasado 5.610 millones de dólares (4.700 millones de euros). El presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, anunció en 2015 un proyecto para desarrollar el canal con el fin de reducir el tiempo de espera y duplicar el número de embarcaciones que lo utilizan para 2023.

    FUENTE: El Mundo


    Quizás te interese...