Detienen a un cura por falsificar tickets de compra del Mercadona


    Esta mañana la policía nacional ha detenido en una redada a 15 personas que se habían reunido para celebrar una misa de forma clandestina. Se trata del cura y de 14 vecinas de un pueblo de León que por lo visto llevaban varias semanas saltándose el confinamiento para acudir a misa.

    El modus operandi que hizo sospechar a los agentes de la autoridad era que las señoras salían de casa con sus carritos de la compra, siempre a la misma hora, dos veces por semana. Al comprobar los tickets de algunas de ellas de vuelta a sus casas, se vió como no tan solo constaba en todos la misma hora exacta, sino que la compra también era la misma: pechuga de pollo, paquete de arroz, yogures Hacendado, huevos y patatas bravas. 

    Ante la sospecha de que algo extraño estaba ocurriendo, se organizó un equipo de seguimiento que culminó en la redada de esta mañana durante la misa, a la que asistían las 14 feligresas con sus respectivos carritos. En dicha redada el cura, cabecilla del complot, fue pillado con las manos en la masa mientras imprimía los tickets de compra del Mercadona falsificados, como salvoconducto para sus acólitas.

    Mientras que el cura no ha querido hacer declaraciones, Juan Roig, presidente del Mercadona, se ha mostrado visiblemente afectado por la noticia y ha dicho que “nosotros nunca nos hemos metido en sus negocios, no entiendo por qué nos hacen esto, ya que nos da una muy mala imagen.” A lo que ha añadido que “Si lo que quieren es guerra, la van a tener. No descartamos comenzar a producir ostias y vino Hacendado consagrados para que la gente se haga sus propias misas en casa.”