China requisa y quema todos los libros de cocina que incluían recetas con murciélago y pangolín


    Alitas de murciélago rebozadas a las 5 especias o solomillo de pangolín en salmuera son algunas de las recetas que ya solo podrán transmitirse por tradición oral, ya que el gobierno chino ha lanzado una gran ofensiva para localizar y destruir todos los libros de recetas que incluyen murciélago y pangolín entre sus ingredientes.

    La reciente crisis del coronavirus ha hecho que las autoridades chinas se pusieran manos a la obra para acabar con algunas peculiaridades culinarias de sus ciudadanos. La primera medida fue la prohibición de comercializar animales silvestres para consumo humano en mercados. Pero esta medida no se consideró suficiente ya que “Si ves una suculenta receta de sesitos de pangolín adobados o crujientes alitas de murciélago ¿cómo vas a resistirte?” declaró el primer ministro Li Keqiang. “Es necesario hacer desaparecer cualquier referencia a la posibilidad de cocinar estos y otros animales silvestres para acabar con su consumo”.

    El primer ministro, consciente de la necesidad de acabar con una arraigada cultura gastronómica basada en comerse cualquier bicho que pillen, ha anunciado también importantes multas para quienes de forma oral o escrita, propaguen el popular proverbio chino “Todo lo que nada, corre o vuela, a la cazuela.” De este modo el gobierno de Pekín pretende prevenir futuras pandemias.

    Así las cosas, se promoverá una saludable dieta occidental que incluya pizzas, hamburguesas y pollo frito. “Ya nunca más podrán acusarnos, desde occidente, de ser los responsables de algo como el coronavirus, a partir de ahora nos uniremos a sus crecientes cifras de obesidad y diabetes.” concluye con sorna Li Keqiang.