Cepyme se opone a "firmar por firmar" el acuerdo sobre la reforma laboral

MADRID, 25 Nov.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva, ha expresado este jueves su rechazo a "firmar por firmar" la reforma laboral que negocian el Gobierno, la patronal y los sindicatos, y que debe estar aprobada antes del 31 de diciembre, como parte del compromiso del Ejecutivo con Bruselas para recibir los fondos europeos.

En un desayuno organizado por New Forum Economy, Cuerva ha asegurado que las propuestas del Ejecutivo sobre la reforma laboral responden a un "cortoplacismo" de miras y son medidas que encajan "ideológicamente" con sus principios.

"Lo único que puede pasar es que decisiones de ese tipo lastren el futuro de los próximos 30 años. Las decisiones tienen consecuencias, pero aquí solo miramos el corto plazo", ha advertido el también vicepresidente de CEOE.

Cuerva se ha mostrado partidario de mejorar los marcos normativos laborales, pero sin que eso implique "quitar la flexibilidad para meter rigidez". En este sentido, ha defendido la reforma laboral del 2012, aprobada durante el Gobierno del Partido Popular, y ha asegurado que, gracias a esa norma, se ha conseguido recuperar el empleo tras la pandemia.

"Estamos para defender los intereses del mundo empresarial, porque creemos que así defendemos los intereses de la sociedad. Ojalá el Gobierno rectifique sus extremas posturas y se avenga al sentido que el mundo empresarial quiere poner encima de la mesa", ha añadido.

Además de la reforma laboral, los agentes sociales también negocian con el Ejecutivo la reforma del sistema de pensiones, otro de los compromisos españoles con Europa. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y los sindicatos acordaron, sin el apoyo de la patronal, la sustitución del Factor de Sostenibilidad por el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), con una subida de las cotizaciones sociales al 0,6%, distribuidas en 0,5% para la empresa y 0,1% para el trabajador.

Cepyme rechaza esta subida de las cotizaciones, puesto que considera que no es la solución para dar sostenibilidad al sistema de pensiones y estima que la recaudación obtenida de esta manera no será suficiente para cubrir el déficit de la Seguridad Social.

Para Cuerva, esta decisión del Gobierno busca "esquilmar personas físicas y jurídicas que estén dentro del sistema". "Creemos que no es el camino y eso lo hemos dicho abiertamente", ha recalcado.

A la hora de definir la situación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas, Cuerva ha asegurado que están "preocupadas", "sufriendo" y "endeudadas". El presidente de Cepyme ha lamentado que el tejido empresarial español no haya tenido las "compensaciones" de otros países europeos durante la pandemia para poder acelerar después su recuperación.

Además, ha puntualizado que las pymes se enfrentan ahora al "coste elevadísimo" de la luz y la dificultad para encontrar trabajadores. "Tenemos que pensar si las políticas de protección social están coordinadas con las políticas activas de empleo", ha precisado.

Cuerva también se ha referido al entorno europeo, en el que España "está a la cola de la recuperación", y ha acusado al Gobierno de estar tomando medidas contrarias a las que, en su opinión, necesita la empresa en este momento.

Las soluciones que proponen Cepyme se enfocan en aumentar el tamaño medio de la empresa española, que se sitúa por debajo de la media europea, y tratar de alargar su vida media, que en el caso de España es de diez años, frente a los 20 de Europa, según Cuerva.

Para el presidente de los pequeños y medianos empresarios, la recuperación del tejido empresarial español también pasa por una bajada de impuestos para reactivar la economía y ha recalcado que estas políticas no van en contra "del progreso y el bienestar social".

"Es mucho más interesante potenciar los sistemas económicos que exprimir a los que están dentro del sistema. Comparto más empresarialmente la filosofía de permitir una relajación en los impuestos para que se reactive la economía", ha dicho en el desayuno de New Economy Forum.

Durante este acto, Cuerva también ha cuestionado el plan para la digitalización de pymes presentado por el Gobierno y considera que se trata más de ocupar "un titular de periódico" que de transformar la empresa española.

"Creo que hay que digitalizar las empresas, pero la palabra digitalización tiene muchas aristas. Tenemos que ver qué pretendemos hacer con la empresa española", ha apuntado. El presidente de Cepyme considera que el plan de digitalización debería haberse hecho con menos empresas para trabajar con ellas de forma más didáctica y directa en el uso de la tecnología.

Cuerva se ha mostrado partidario de las movilizaciones convocadas por los transportistas para el mes de diciembre y ha expresado su "solidaridad máxima" con las organizaciones empresariales del sector.

"Si los transportistas salen a la calle, es por cómo estamos en la empresa, sufriendo. Si los empresarios salimos a la calle, es porque no nos queda otro remedio para que nos escuchen", ha comentado.

Cuerva ha precisado que las manifestaciones son un herramienta "legalmente establecida" a la que recurrirá el transporte y el campo para que la sociedad conozca la "lamentable situación en la que se encuentran". No obstante, ha pedido que no se utilice la violencia y ha censurado las palabras de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sobre la huelga del metal en Cádiz, "naturalizando la violencia en la calle".

Últimas noticias