Bolaños insiste en que quieren renovar todos los órganos aunque habla de buscar "un equilibrio"

Insiste en el actual sistema de elección del CGPJ por ser "profundamente democrático": "Es en el que creo"

MADRID, 14 Oct.

El ministro de Presidencia, Memoria Democrática y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños ha insistido este jueves en que el Gobierno busca renovar todos los órganos constitucionales que tienen el mandato caducado, incluido el Consejo General del Poder Judicial, aunque ha admitido que cuando se inicia una negociación hay que buscar "un punto de equilibrio".

"Queremos hablar de todo y renovar todo, pero cuando uno se sienta a negociar es consciente de que no se cumplen sus deseos en su totalidad, si no que hay que intercambiar opiniones y buscar un punto de equilibrio. Deseo que eso ocurra", ha señalado Bolaños.

Bolaños se ha expresado de ese modo al ser preguntado sobre si esas renovaciones deben llevarse a cabo en bloque o el Gobierno abre la puerta a que se hagan por partes y después de que este miércoles mantuviera una reunión con el secretario general del PP, Teodoro García Egea para negociar la renovación de los órganos que están en funciones.

Antes, el líder nacional del PP, Pablo Casado, había propuesto renovar ya el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo y dejar fuera el CGPJ. Bolaños, por el contrario, insistió en que debían renovarse "todos" los órganos y no solo los que quería el PP.

Bolaños ha afirmado que la "rectificación" llevada a cabo por el PP "abre una ventana" y espera que sirva para llevar a cabo la renovación y así recuperar "el prestigio de las instituciones" que son las que más están sufriendo por el bloqueo. "El objetivo del Gobierno es renovar todos, a partir de ahí vamos a hablar".

Respecto al cambio de modelo de elección de parte de los vocales del CGPJ que plantea el PP como condición para el acuerdo, Bolaños ha reiterado que el actual modelo es "constitucional" y "democrático", "más que otros que se plantean" y ha recordado que ha estado en vigor durante 35 años y ha "garantizado" la independencia de los jueces. "Ese modelo es profundamente democrático, es en el que creo", ha zanjado.