Ante la gran demanda, peluquera saca a subasta las horas concertadas en la fase cero de la desescalada


    En esta primera fase de la desescalada se permite abrir a comercios y peluquerías atendiendo siempre con cita previa y de forma individual. Esto ha provocado una avalancha de demandas en las peluquerías, y ha hecho que las más avispadas aprovecharan para hacer negocio.

    En concreto una peluquera de Madrid ha sacado a subasta las horas disponibles de esta semana para atender a sus clientas. Las que más pujen serán atendidas de forma prioritaria. A Choni Martínez, la peluquera a la cual se le ha ocurrido esta brillante idea para paliar los efectos económicos del coronavirus sobre su negocio, no le parece que esté aprovechándose de la situación, y así nos lo ha contado cuando hemos conseguido hablar con ella.

    “La idea se me ocurrió al ver los destrozos que muchas de mis clientas se habían hecho en el pelo durante el confinamiento” comenta Choni “Hace falta tener valor para cortarte el flequillo tú sola, o darte las mechas, pero es que encima van y lo suben a redes sociales… Y ya te puedes imaginar cómo les ha ido.” Era evidente que no podía atender a todas, la subasta es un método para medir el grado de desesperación.

    Choni nos comenta que entre los casos más graves no solo hay mujeres, y que algunas de las primeras horas que se han subastado por cifras muy abultadas corresponden a hombres que disponían de accesibilidad a tintes y cremas decolorantes, y ya no sabían qué ver en Netflix “Y ya se sabe que lo de leerse las instrucciones no va con ellos. A algunos ya les he dicho que no necesitan venir a verme a mí, sino a la virgen de Lourdes.”